Sonido Retro es:

Mi blog anterior desde 2005 hasta 2012.
Crochet, cocina, viajes...
__________________________________
There was an error in this gadget

Saturday, 12 April 2014

From Russia with love



Llorar por amor puede ser tan siútico como llorar con una pieza musical. Lo crees? Hay temas o composiciones que, a pesar de haber sido gestadas hace un par de siglos o un par de décadas, nos tocan el alma de una forma mágica. Así como una descarga de energía que difícilmente se explica. El poder de la música: Único, potente, embellecedor, mágico, transformante!
Con mi hijo nos fuimos a escuchar a la Orquesta de graduados de Cambridge. Rachmaninov, nada más - ni nada menos que Concierto Número 2, con esos 3 movimientos para llorar!

Dios salve a Rachmaninov y el placer que nos da en esta vida y sus tribulaciones.




No comments:

Post a Comment

Feliz de tener sus comentarios - Happy with your comments.