Sonido Retro es:

Mi blog anterior desde 2005 hasta 2012.
Crochet, cocina, viajes...
__________________________________
There was an error in this gadget

Tuesday, 18 June 2013

Conejo crema pastelera – Chilean Conejo & Custard



Los conejos o conejitos son un clásico de la pastelería de mi niñez en Chile. Se vende en todas partes; muy tradicional de la Panadería los Castaños o La San Camilo, que son grandes cadenas que cubren el área de Santiago.
El Conejo es simplemente un bollo suave dulce con crema pastelera en su interior. Un acompañamiento ideal con un vaso de leche o té.
Receta.
-          500 gramos de harina para pan.
-          Tres cucharadas soperas de mantequilla
-          Dos huevos
-          Un sobre de levadura en polvo
-          Una pizca de sal
-          4 cucharadas soperas de azúcar fina, caster.
-          Leche tibia para ir mezclando (si la masa está muy mojada poner un poco mas de harina o viceversa)
Una vez hechos.
-          Para pintar: Un huevo entero batido con un poco de leche.
-          Azúcar flor para espolvorear, Icing sugar.
Revolver todo muy delicadamente hasta que la mezcla quede compacta y homogénea y amasar por unos minutos.
Dejar leudar por dos horas o por el tiempo que tome en doblar su tamaño.
Luego cortar en partes y hacer bollos alargados en punta. Pintarlos y poner al horno hasta que doren- algo de 30 minutos.
Una vez sacados del horno, dejar enfriar y cortar con tijeras a lo largo del bollo, de manera de abrir una especie de boquilla para agregar la crema pastelera. Idealmente con manga.
La Crema pastelera la hice de sobre, muy sencilla, solamente hay que agregar agua. Si la quieres hacer tú misma puedes  encontrar la receta AQUÍ.
Está demás de decir lo rico que me quedaron, los niños y mi maridos estaban totalmente fascinados. Una receta de antaño que no se debe perder!

Sunday, 16 June 2013

Sémola con Leche. (Especial día del padre...)

Este es un clásico de mi infancia. Recuerdo con dulzura y nostalgia cuando mi querida Juanita nos preparaba dulces y postres chilenos, que curiosamente jamás  comíamos después de almuerzo, sino en la noche, como para conciliar el sueño.
Me costó un poco reunir el material y componer esta receta, la probé y contra probé y la verdad que me devolvió como magia el aroma de mi infancia.

Gracias Juanita! (en el cielo cocinado con magias celestiales)


Sémola con Leche.

Ingredientes:
Una taza de sémola
Un litro de leche
Azúcar a gusto
Canela a gusto
Vainilla a gusto
Caramelo
Una taza de azúcar
Para hacer el caramelo debes poner el azúcar en una paila con teflón a fuego lento. La mezcla se irá convirtiendo en agua de color café. Cuando está totalmente líquida, sacar del fuego o viértela en una fuente o molde, el mismo donde pondrás la sémola con leche después. No te preocupes si el caramelo se cristaliza, pues al verter la leche en la fuente, el caramelo se hará más líquido y quedará como caldito.


OJO ~ El caramelo, y eso que lo he investigado y practicado, queda para estos efectos mucho mejor si se disuelve en una olla/ sartén de teflón y SIN revolver  con cucharas de ninguna especie y sin agregar nada más que el azúcar,  se deja a fuego lento, así se disuelve parejo sin arriesgarnos a que se queme. De vez en cuando tomar el sartén y mover/ladear con la muñeca (desde el mango por supuesto) y poner otra vez al fuego lento. Esto hace que el proceso de cristalización sea más lento y quedo más acuoso al contacto con la sémola.


Para la sémola con leche necesitas poner el litro de leche a hervir con la vainilla, canela, azúcar y clavos de olor o especias dulces que te gusten, o simplemente cáscaras de naranja. Una vez hervida la leche, ponla a fuego lento y vierte la sémola de a poco, vas revolviendo entre tanto. Una vez espesa con consistencia, la viertes en la fuente acaramelada. 
Un consejo para que la sémola NO les quede con bolas, es disolver previamente la taza de sémola en un poco de leche fría, así la mezcla uniforme se agrega e incorpora sin dificultad a la leche hervida y no quedan grumos indeseables.

Listo! La dejas enfriar y la pones en el refri por unas horas. RIIIICOOOO!
Enjoy!

Por favor, al copiar o distribuir mi material, darle el crédito a la página “Lorena… un sonido retro.” Gracias.

 *Comentar cómo les resulta la Sémola, me encantaría saber cómo les fue. Saludos y buen apetito!*


Friday, 14 June 2013

Hats and hairband ~ Gorros y cintillos

Me he aventurado con gorros a crochet. He elegido el punto frambuesa y el de conchita.
Nada mal para ser los primeros.
~

I have adventured with some crocheted hats. Raspberry stitch and the classical shell stitch. Not bad to be my first ones.
Have a fab weekend!





Wednesday, 5 June 2013

Cascaritas de naranja.


Esto es un clásico total. En Chile me acuerdo vívidamente comprar estas ricas naranjitas achocolatadas en una confitería en el Apumanque, me fascinaban.
Para esta receta se necesita
-          4 cascaras de naranjas grandes
-          Azúcar
-          Agua
-          Canela a gusto
-          200 gramos de chocolate negro/ dark/ bitter para derretir.
Se pelan las naranjas  y se saca lo más posible de la parte blanca amarillenta interior, esto porque al orearse se pone amargo. Luego se corta en tiritas, no tan finas.
Se ponen a hervir en agua cada 3 minutos y cada vez se va cambiando el agua completamente, es decir, se tira el todo el contenido de líquido de cada hervor. Esto es porque en cada ocasión suelta lo amargo de la cascara. Repetirlo unas 4 veces.
Luego se echan a hervir las cáscaras con canela  y azúcar hasta que el agua se vaya evaporando. NO DEJAR hasta el final, pues quedarán en un punto de caramelo y se volverán duras, por lo mismo serán difíciles de manejar. Calcular a la vista que estén tiernas y suaves y levemente caramelizadas, en ese punto sacarlas.
Dejar secar en papel de cocina por un día. La idea es que estén súper secas, algunas personas las meten al horno para quitarles la humedad. Esto es porque será más fácil al untarlas en el chocolate y además sin líquido se preservan mejor una vez hechas, de lo contario, se derretirán en las manos con sólo mirarlas!
Ya secas, se derrite el chocolate.
Ojo, esta etapa es tomada por algunos muy a la ligera, y no lo es.
Instrucciones para derretir chocolate.
Para derretir el chocolate se necesita mucha atención y prolijidad.
En una olla poner a hervir agua y derretir el chocolate Tipo “baño María”. No dejar que el recipiente superior toque el agua,  sólo se calienta con el vapor que emana del hervor del agua. Además, cuando el chocolate se esté derritiendo, a la hora de revolver; la cuchara debe estar totalmente seca, pues cualquier gotita de agua trunca/para todo el proceso de derretimiento. Absténganse de saborear en la cuchara el chocolate derretido, pues al volver a poner la cuchara en el receptáculo, la llevaran con saliva y eso les puede cortar el proceso.
Una vez derretido el chocolate, untar con cuidado una a una las cascaritas. O sea, trabajo paciencia china, rápido no es!
Poner en un papel enmantequillado y dejar helar en el refrigerador.
Si las pueden comprar ya hechas; mucho mejor! Jajaja